Ludificación: crea un equipo de alto rendimiento.

Piensa en cómo debería ser un equipo de alto rendimiento ideal:

Probablemente has pensado en alguna de las siguientes características:

  • Todos sus integrantes tienen un compromiso individual con un objetivo y propósito consensuado, bien definido y claro.
  • Cada miembro del equipo sabe qué rol desempeña y la importancia de ese rol en el conjunto.
  • Las personas se sienten valoradas y respetadas puesto que las dinámicas del equipo se basan en el apoyo mutuo, la ayuda y la recompensa por cada logro.
  • La comunicación es fluida y facilita la relación, la toma de decisiones y el clima de confianza.
  • La queja no es una opción. Lo único que cuenta es generar soluciones creativas a los retos que se van planteando.

Seguramente a todos nos gustaría formar parte de un equipo como este, ¿no? Incluso liderarlo.

Realmente no es fácil, requiere mucho esfuerzo y compromiso. Sin embargo, hay algo que lo facilita de forma extraordinaria: ¡JUGAR!

No descubro nada nuevo, en realidad, todos lo sabemos porque todos hemos sido niños y adolescentes. Y porque en nuestra vida familiar o en nuestros ámbitos de ocio jugamos.

¿Qué aporta la ludificación?

  • Lo primero, despierta la creatividad.
  • Nos ayuda a superar miedos y creencias irracionales.
  • Potencia las relaciones, estrecha los vínculos y genera empatía.
  • Promueve la cooperación y reduce significativamente los conflictos.
  • Crea sentimiento de pertenencia.
  • Genera alegría y nos proporciona bienestar.
  • Desarrolla la responsabilidad.
  • Disminuye los niveles de estrés.
  • Fortalece los valores como el compañerismo y la justicia.
  • Ayuda a adquirir nuevos conocimientos.
  • Estimula la concentración.
  • Y por último, pero no menos relevante, ayuda a la relativización de los problemas cotidianos.

¿Sabéis la cantidad de tiempo y esfuerzo que deberíamos invertir en mejorar todas estas competencias? El juego nos permite trabajarlas todas y además sin esfuerzo y de manera divertida.

Buena prueba de ello es la normalización del concepto ”gamificación” o mejor, “ludificación” como aconseja Fundéu.

Hace algunos años poníamos como ejemplo de implementación del juego en los equipos a multinacionales tecnológicas o grandes corporaciones. Actualmente es la Pyme que, forzada a diferenciarse y competir incluso en los mercados más pequeños, ha descubierto en la “ludificación” la mejor manera de hacerlo.

La conclusión es que:

Un equipo que trabaja alegre, unido y motivado para dar respuesta a un reto, siempre consigue superarlo.

No hay mayor ni mejor herramienta para el éxito que un equipo feliz.

Si no sabes cómo hacerlo, contacta conmigo y hablamos.

Y como siempre, mi último consejo es:

Entrena, entrena, entrena…no dejes nunca de entrenar.

Si tienes cualquier dificultad con este tema, no dudes en contactarme. Estaré encantado de ayudarte info@juancarlosfontcuberta.com

Te estaré también muy agradecido si me dejas un comentario con tu opinión, con tu aportación o con un ejemplo que mejore y complemente esta reflexión.

Y no olvides que si quieres ser un verdadero experto en convertir entrevistas en ventas, no lo dudes, la solución es UP CONVERT.

Informaremos en breve de la próxima convocatoria en abierto. Si deseas más información no dudes en pedirme cita telefónica o por skype, haciendo click:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

DESCARGA GRATIS 

GRATIS

¿Cómo te llamas?

¿A dónde te enviamos tu regalo?